Futones masaje

Tipos de futones para masajes

El futón ha sido empleado como el principal lugar de descanso por los japoneses desde tiempos inmemoriales. Se trata de un fino colchón hecho de algodón que se extiende por las noches para dormir y que puede ser fácilmente plegable para ahorrar espacio en la habitación durante el día.

¿Qué es un futón y para qué se utiliza?

Aunque en Japón se sigue usando con este fin, su utilidad ha sido bastante reducida a ocasiones especiales, por lo que en la actualidad funciona básicamente como cama de emergencia cuando hay invitados sorpresa. Así, el futón tradicional ha sido sustituido por un tipo de colchón distinto y muy similar al que usamos en Occidente.

Sin embargo, aunque apenas se utiliza ya como cama en su tierra natal; lo cierto es que el futón ha conseguido reinventarse y convertirse en un elemento con otro tipo de funciones específicas. Aunque no lo creas, puede emplearse para practicar ejercicio o incluso como mero elemento decorativo.

El futón para hacer masajes

Si todo lo anterior te suena a chino y para ti el término futón solo tiene sentido si se halla asociado al mundo de los masajes, ¡no andas equivocado! De la misma manera que las camillas sirven para realizar un tipo de masajes concretos; exactamente lo mismo sucede con los futones.

Si eres terapeuta, masajista o profesional de algún tipo de medicina alternativa como por ejemplo el shiatshu, el futón puede ser tu perfecto aliado ya que se convertirá en tu herramienta de trabajo por excelencia. Y es que puedes elegir entre una gran variedad de futones de distintos grosores, colores y medidas; hechos de distintos materiales y aptos para el desarrollo de ciertas técnicas terapéuticas. Por ese motivo, existe una interesante oscilación de precio entre ellos que va desde los 170 euros hasta los 500 aproximadamente.

Los mejores futones para masajes

Aquí te presentamos algunos de los tipos de futones que puedes adquirir por Internet a un precio más o menos asequible.

-Futón tradicional tailandés: Este futón hecho de un material sintético parecido al algodón es multifuncional, resultando ideal para realizar masajes y sesiones de relajación. Se trata de un objeto resistente y de fácil uso que puede emplearse tanto en lugares de interior como de exterior. Su ligereza hace que sea perfecto para trasladarlo al lugar de trabajo. Además, su fibra lo adecua tanto para la práctica de masajes tailandeses como para la meditación.

-Futón japonés para shiatsu: Este futón puedes encontrarlo en látex o algodón. En ambos casos, son una clase de materiales de gran calidad y durabilidad. Se trata de un objeto cómodo y sencillo de manejar que puedes transportar a cualquier parte. Aunque se halla especialmente recomendado para los profesionales o simplemente amantes del shiatsu, podría también ser destinado a la práctica de pilates o yoga.

-Futón para masaje thai: Al igual que los anteriores, se halla relleno de algodón y es fácilmente plegable porque normalmente posee unas correas de velcro que lo hacen especialmente cómodo. Sus características lo hacen ideal para realizar tanto masaje tailandés como masaje shiatsu entre otro tipo de procedimientos terapéuticos.

-Futón de lana y látex: Este modelo es de gran durabilidad debido a los materiales que lo componen y que no solo lo recubren sino que también lo rellenan. Gracias a estos tejidos, es capaz de conservar sus propiedades térmicas. Es un futón realmente confortable y blando por las cualidades ya mencionadas, del que puedes valerte para diferentes masajes.

– Futón de algodón portátil: Este futón hecho 100% de algodón puede emplearse de manera efectiva para la técnica del shiatsu o el quiromasaje, además de la meditación o diferentes estitramientos.

Como puedes observar, existe en el mercado una amplia gama de productos a tu disposición que responden a una serie de necesidades concretas, así que lánzate a probar el que más te convenza y ¡no te quedes con las ganas de experimentar!