Masaje acupresión

Masaje acupresivo

Para conocer los orígenes de esta técnica tenemos que remontarnos 5.000 años atrás. Fue durante los siguientes siglos que diferentes personas expertas en medicina lograron descubrir los puntos más importantes en el cuerpo humano. No fue hasta el siglo XVII cuando algunos cristianos viajaron hasta China y regresaron con esta información, empezando así a ser utilizada poco a poco en el viejo continente.

A día de hoy esta técnica aún es utilizada, sobre todo para paliar dolores como el de cabeza, náuseas o calambres menstruales. Eso sí, siempre ha de ser aplicada por un experto que conozca a la perfección cómo realizarla.

¿En qué consiste el masaje acupresión?

El objetivo principal es que se consigan beneficios muy parecidos a los de la acupuntura. La principal diferencia es que no se utilizan agujas en el proceso, en su lugar, el profesional se sirve de sus propios dedos, ejerciendo una presión controlada, asistiendo todos los puntos meridianos del cuerpo, pudiendo así eliminar bloqueos energéticos e incluso algunas enfermedades.

Como muchas personas no desean ser tratadas con agujas, ya sea por miedo o distintos motivos personales, esta técnica es muy utilizada en la actualidad como método alternativo no invasivo.

Este tipo de tratamiento puede ser la solución a muchos problemas que tienen que ver con hematomas e incluso a modo de tratamiento contra el cáncer. Como ventaja, es muy raro que aparezcan efectos secundarios, como vértigos o mareos.

Beneficios del masaje acupresión

Entre los más conocidos se encuentra la posibilidad de aliviar distintos tipos de dolores y dolencias, haciendo que la circulación de la sangre mejore y proporcionando una sensación de bienestar a la persona que lo recibe.

Está demostrado que uno de los grandes beneficiados es el sistema inmune, que logra fortalecerse, ofreciendo así un mayor nivel de energía, mientras que la ansiedad se desvanece en muy poco tiempo.

Tipo de formación para masaje acupresión

Para poder practicar esta técnica de la mejor forma posible, es necesario haber obtenido el título en acupresión o digitopuntura, pudiendo así restablecer el equilibrio de energía a todos los pacientes, a la misma vez que el cuerpo se relaja y es capaz de aumentar su salud.