Masaje chocoterapia

Masaje con chocolate

La chocoterapia o chocolaterapia combina en un mismo tratamiento los beneficios del masaje con las propiedades antioxidantes y nutritivas para el cuidado de la piel del cacao. Aunque se aplicaba como tratamiento de belleza casero de forma tradicional, el descubrimiento de las propiedades antioxidantes del cacao a finales del siglo XX dio origen a lo que hoy se conoce como chocoterapia.

Adaptando la técnica de masaje y las formulaciones a base de cacao se puede aplicar la chocoterapia a tratamientos anticelulíticos, exfoliantes, descontracturantes, antiestress… incluso existe chocolaterapia para el cabello.

Beneficios de la chocoterapia

La mala fama del chocolate como alimento poco saludable se debe en gran medida a los azúcares y grasas de origen animal que acompañan al cacao puro en su elaboración. Se sabe que el cacao es un alimento cardiosaludable, rico en antioxidantes y a la vez un estimulante suave por la acción de la teobromina, de ahí el alivio que proporciona una chocolatina en momentos complicados o el hecho de que muchos deportistas consuman una pequeña porción de este manjar de dioses antes de sus entrenamientos.

Por otro lado, la manteca de cacao es a la vez nutritiva y protectora de la piel y el cabello secos o dañados, en especial en los climas fríos. Cuando se recibe un masaje de chocolaterapia en un centro profesional nos beneficiamos de la parte beauty a la vez que del propio masaje personalizado y, por si fuera poco, la piel asimila los antioxidantes del cacao. También se tonifica por la acción de la teobromina.

El masaje de chocoterapia debe aplicarse con precaución en el caso de pieles muy grasas o con acné, que deberán terminar su tratamiento con una limpieza más profunda que el resto de las pieles. Por el contrario, las pieles maduras, los cueros cabelludos secos y el cabello dañado tendrán un extra de alivio en su sintomatología si la limpieza tras el tratamiento se realiza con un producto suave, que permita que los activos del cacao sigan ejerciendo su acción. En ambos casos, al tratamiento de spa o cabina se le suma el hedonismo que supone estar respirando el delicioso aroma del más puro chocolate durante todo el proceso.

Formación masaje chocoterapia

Los profesionales que aplican la chocoterapia pueden formarse on line o de forma presencial. Incluso existen cursos que incluyen prácticas en centros estéticos. Lo que más diferencia unos cursos de otros no es el tipo de estudio sino el programa de la parte relativa al masaje en sí, que puede limitarse a los temas púramente estéticos como el scrubbing o el masaje linfático, o ir mas allá y aplicar la chocoterapia a músculos doloridos y pequeñas lesiones. También se puede realizar un masaje de fisioterapia empleando una mezcla de aceites vegetales y cacao como elemento antifricción.