Masaje fisioterapéutico

Masaje fisioterapia

Este tipo de masaje se ha practicado a lo largo de los siglos en una gran cantidad de culturas. Los primeros datos recogidos datan de hace más de 2000 años, en China, donde se realizaban diferentes tipos de masajes y ejercicios que tenían un objetivo terapéutico.

Tanto los griegos como los romanos dejaron constancia de sus beneficios, adaptándolo a sus costumbres y modo de vida. Era aplicado, sobre todo, a aquellas personas que practicaban algún tipo de deporte y a los gladiadores, para facilitar acciones fisiológicas.

Durante los siglos siguientes logró perfeccionarse y adaptarse, viéndose fuertemente influenciado por sus ventajas y llegándose a practicar en todo el mundo.

¿En qué consiste el masaje fisioterapéutico?

Es un conjunto de diferentes técnicas cuyo objetivo es curar distintos tipos de lesiones que estén definidas. Para ello, se trata una zona especial del cuerpo que pueda responder y mandar señales al resto del organismo.

Se realizan distintos movimientos sobre el cuerpo del paciente y, mediante la manipulación de los tejidos blandos, se logran aliviar las molestias, que pueden estar derivadas de malas posturas, estrés, traumatismos, etc.

Una de las mayores ventajas es que apenas tiene contraindicaciones y no es extremadamente difícil de aprender. Eso sí, se necesitan tener distintos conocimientos de los tipos que existen y el objetivo que consigue cada uno.

Beneficios del masaje fisioterapéutico

Cumple a la perfección con su objetivo, que es estimular el sistema inmunitario, a deshacerse de las toxinas que el cuerpo no necesita y a mejorar la tensión. También cabe destacar los siguientes beneficios:

l Es capaz de eliminar el cansancio del cuerpo gracias a que se renueva la energía

l Previene distintos tipos de lesiones físicas

l La tensión nerviosa puede hacer que se padezcan dolores de espalda y cabeza; es capaz de calmarlos

l La piel estará más nutrida

l Gracias al contacto físico que se realiza entre profesional y paciente, ayuda a equilibrar las emociones y a decir adiós a la ansiedad.

Formación de masaje fisioterapéutico

Si se quiere aplicar esta especialidad de la mejor forma posible, es necesario realizar un curso de masaje corporal y terapéutico, así, se conseguirán las técnicas necesarias para tratar las lesiones que pueden aparecer en distintas partes del cuerpo.