Masaje con piedras calientes

Masaje hot stones

Durante el paso de los siglos, diferentes civilizaciones han utilizado las piedras calientes con la ayuda de los masajes para aliviar distintas molestias. La dinastía Shang China fue una de las primeras que se conoce en aprovechar estas propiedades terapéuticas.

Más adelante, los romanos, también las utilizaban para mejorar su salud. Lo primero que hacían era tomar un baño caliente, posteriormente, se tumbaban sobre una superficie de mármol frío, así, lograban aliviar distintos dolores corporales.

Los Mayas también las utilizaban sobre el abdomen, consiguiendo que los dolores menstruales no fueran tan fuertes, gracias a sus efectos calmantes.

¿En qué consiste el masaje con piedras calientes?

Mediante esta disciplina se pueden solventar distintas enfermedades o malestares que tengan que ver con la energía, haciendo que vuelva a circular de forma natural por todo el cuerpo y evitando los bloqueos o mal funcionamiento de un chakra.

Con la ayuda de los masajes terapéuticos y piedras a distintas temperaturas, ubicadas correctamente en los puntos exactos donde se encuentran estos chakras, se puede conseguir que la energía vuelva a fluir, haciendo que el cuerpo se alivie y recibiendo energía procedente de la tierra.

Gracias al poder de la naturaleza que existe en las propias piedras, se logra nutrir, curar y reequilibrar la energía que posee cada paciente, otorgándole diferentes mejoras que no tardará en notar.

La persona que lo recibe también debe ser capaz de sentir el calor que emana de las piedras, pudiendo absorber así el efecto de los minerales, que contribuyen a todo el organismo, aportando energía, revitalizando la piel y relajando al paciente.

Beneficios del masaje con piedras calientes

Entre los distintos beneficios de los masajes con piedras calientes, se puede destacar:

l Reduce los dolores crónicos, así como otras dolencias que tengan origen óseo y/o muscular

l El cuerpo estará más sano y saludable gracias a que se eliminan toxinas negativas del organismo

l La circulación sanguínea y el sistema nervioso estarán más equilibrados

l Se obtiene una sensación relajante que es motivo de que la energía vuelve a fluir correctamente

l Al oxigenar, revitalizar e iluminar la piel, tiene efectos estéticos que serán visibles en muy poco tiempo

Tipo de formación para masaje con piedras caientes

Mediante un curso destinado a este tipo de masajes, podrás aprender cómo utilizar las piedras volcánicas calientes en tu beneficio y en el de tus pacientes. Sabrás cómo actuar en las zonas donde existe una máxima tensión y podrás desarrollar esta especialidad.