Masaje sueco

Masaje tradicional sueco

En el año 1868, un doctor sueco llamado Johann Georg Mezger fue quien inventó este tipo de técnica. No obstante, históricamente, se le atribuye a Per Henrik Ling, un error que mucha gente cree hasta el día de hoy.

Johan era de origen holandés, un hombre muy reconocido gracias a sus avances médicos, capaces de tratar deformidades esqueléticas. Mientras realizaba sus estudios, tuvo permiso para practicar diferentes métodos en pacientes que habían sufrido de esguinces menores.

Mediante las técnicas de masaje, adquirió una gran cantidad de conocimientos y pudo desarrollar el que a día de hoy se conoce como masaje sueco.

¿En qué consiste el masaje sueco?

La función principal de este tipo de masaje es que las tensiones se eliminen, logrando así que los músculos y articulaciones estén más reafirmados.

Si tu objetivo es que el cuerpo y la mente logren relajarse, es sin duda la elección que más te conviene. Entre sus características, se encuentra que los movimientos que se realizan van en dirección al corazón, logrando activar indirectamente las articulaciones, haciendo que disfrutes de un mayor bienestar.

Dependiendo del propio estilo del masajista que lo practique, puede ser lento y suave o fuerte y tonificante. También depende de los objetivos que se quieran cubrir.

Una vez te tumbes en la camilla, ya sea bocarriba o bocabajo, se procederá a empezar el tratamiento. Siempre teniendo en cuenta la zona que deseas tratar.

Beneficios del masaje sueco

Entre los distintos beneficios, se pueden destacar los siguientes:

l Se activará la circulación sanguínea, haciendo que todos los órganos funcionen mejor

l La circulación linfática estará más acelerada, consiguiendo que mejore su efecto de drenaje

l Se conseguirá un mejor aspecto de la piel, más limpio, cuidado y brillante

l El tejido muscular será más firme y elástico, gracias a que podrás notar un ligero aumento

l También actúa en el metabolismo, las vísceras y el aparato digestivo

l La persona que lo reciba conseguirá sentirme mucho más relajada y aliviada

Tipo de formación de masaje sueco

Es necesario realizar un curso de masaje sueco para conocer todas las variantes que existen, el modo en el que debe aplicarse y otros datos de interés, como los errores más comunes que suelen cometerse y que merecen ser evitados.