Masaje tailandés

Masaje thai

El masaje tailandés tiene su origen por medio de Shivago Komarpaj, un médico Buda que vivió hace 2500 años. Gracias a la combinación de diferentes técnicas curativas procedentes del este, surgió esta técnica.

Sin embargo, en el siglo XVIII, se perdieron una gran cantidad de documentos en los que se hablaba de las diferentes técnicas que se utilizaban en este tipo de masaje, quedando tan solo unas pocas que, a día de hoy, están situadas en el Templo de Para Chetuphon, en Bangkok.

Gracias a la gran popularidad que fue ganando en Tailandia, su país de origen, logró expandirse hasta todos los rincones del mundo, creando una gran variedad de masajes tailandeses, siendo el propio terapeuta el encargado de adaptarlo a cada persona.

¿En qué consiste el masaje tailandés?

Se realiza en un futón en el suelo. Esta técnica milenaria se aplica a todo el cuerpo. Aunque es bastante diferente a lo que la gente está acostumbrada, hace que quien lo reciba se sienta atraído por él.

Se utilizan diferentes presiones y estiramientos, cuyo objetivo es que el cuerpo libere sus tensiones, haciendo que pueda regularse por sí mismo en poco tiempo. A rasgos generales, se trata de un masaje fuerte, intenso y profundo, pero sin llegar a perjudicar a la persona que lo recibe, ni a ser doloroso.

Es el propio especialista quien será el encargado de valorar el nivel de presión que puede aplicar en cada paciente, siempre teniendo en cuenta el grado de sensibilidad que cada receptor presenta.

Una sola sesión puede llegar a durar dos horas. El receptor debe llevar ropa cómoda y transpirable, que le permita realizar movimientos sin problemas y evitando así que el terapeuta pueda escurrirse en caso de que exista una excesiva sudoración.

Beneficios del masaje tailandés

Es una técnica capaz de prevenir cualquier tipo de sintomatología, haciendo que el organismo pueda funcionar correctamente, sin enfermedades que se lo impidan.

Entre sus diferentes beneficios, se pueden destacar los siguientes:

l Como se logra estirar la musculatura y movilizar la columna, se mejora la postura.

l El sistema nervioso estará más tonificado.

l Puede activar el sistema linfático.

l Se incrementa la musculatura y la flexibilidad.

l Fortalece los tendones y ligamentos, evitando que aparezcan lesiones.

l Hace que el riego sanguíneo mejore.

l El sistema inmunológico estará más fortalecido.

Tipo de formación de masaje tailandés

Es necesario recibir un curso de formación profesional para comprender la filosofía que se esconde detrás del masaje tailandés y todas las variantes que existen.