Masajista deportivo

Masajista especializado en masaje deportivo

Cada vez somos más los que practicamos una actividad física con regularidad. El masaje deportivo, está indicado no solo para atletas y deportistas profesionales, sino también para corredores o deportistas esporádicos o de fin de semana.

¿Qué hace un masajista deportivo?

Es una técnica de fisioterapia, para deportistas, que llegan al máximo esfuerzo o rendimiento y necesitan recuperarse cuanto antes.

Pero no solo sirve para mejorar el rendimiento, cuida el cuerpo para evitar lesiones y acelera su recuperación, en el caso de que se produzcan.

Los profesionales dedicados a esta disciplina requieren de una gran especialización, sobre todo cuando trabajan con deportistas de élite, y la aplicación de estos masajes debe entenderse como parte del propio entrenamiento porque favorece el calentamiento, estiramiento y relajación, ya que lo recomendable es aplicarlo antes, durante y después de la actividad.

El masajista deportivo realiza su trabajo sobre grupos musculares y articulaciones implicados en la actividad física.

Cuando el deportista no presenta ninguna patología el terapeuta puede ser un masajista debidamente formado y preparado para esta actividad.

En el caso de que sea necesario tratar una patología muscular, de los tendones y sistema nervioso o vascular, estaríamos hablando de masaje terapéutico, y legalmente solo podría ser tratado por un fisioterapeuta que esté en posesión de un título universitario.

¿Dónde se puede estudiar el masaje deportivo?

Existe una gran oferta de cursos en masaje deportivo tanto presenciales como online. Hay centros que imparten cursos que permiten la obtención de un título de técnico en pocos meses, aunque los que tienen mayores garantías tienen una duración mayor. Normalmente, es requisito tener formación previa en las técnicas de quiromasaje. No existe ninguna formación reglada para ser masajista deportivo.

Como hemos comentado sólo el grado universitario de Fisioterapia permite dar masajes deportivos terapéuticos. Prácticamente se imparte en universidades públicas o privadas de todas las Comunidades Autónomas.

Debido a que la práctica del deporte cada vez es más habitual, existe una gran oferta laboral para estos profesionales en gimnasios, centros de rehabilitación, centros fitness, asociaciones y clubes deportivos y como no, dedicándose de forma autónoma.

Hoy día, esta profesión es una opción interesante ya que el masaje deportivo es una especialización muy valorada dentro del área de técnicas manuales y de la salud.