Masajista shiatsu

Masajista masaje shiatsu

Lograr ser un masajista shiatsu no es una tarea fácil, pero realmente vale la pena el esfuerzo, al poder ayudar a otros de una manera natural. Te invitamos a conocer un poco más sobre esta técnica.

¿Por qué ser un masaijsta shiatsu?

Muchas personas que luchan por controlar el dolor crónico encuentran que los remedios de salud holísticos, como el masaje, ayudan a aliviar sus síntomas. Uno de los beneficios de la terapia de masaje Shiatsu es que puede ser eficaz en el tratamiento del dolor crónico.

De manera que, al instruirte para ser un masajista shiatsu podrás ayudar a las personas a calmar cualquier dolor crónico que padezcan, mientras que al mismo tiempo podrás disminiuir los problemas de salud relacionados con dicha afección.

¿Qué hace un masajista shiatsu?

El masajista usa sus dedos, las palmas de las manos, los codos y los pies para manipular el cuerpo en puntos específicos en toda su extensión, dependiendo de la condición específica del paciente.

Un masajista shiatsu puede usar técnicas suaves de golpeteo, amasamiento o estiramiento para aliviar el dolor crónico.

¿En qué ayudan los masajes shiatsu?

Como bien hemos dichos, este tipo de masajes ayuda a reducir la intensidad y la duración de los episodios de dolor crónico, por lo que es útil para tratar muchas afecciones. Pero además ayuda a mejorar el flujo sanguíneo y libera sustancias químicas dentro del cuerpo que reducen el estrés y la ansiedad, consiguiendo al mismo tiempo elevar el estado de ánimo del paciente.

Ser un masajista shiatsu es sinónimo de tener el poder para aliviar muchos tipos de dolores crónicos. Si quieres saber cómo puedes lograr algo tan beneficioso como esto puedes acercarte a alguna escuela de masaje de Madrid, Barcelona o Castellón, en las que te ofrecerán información sobre las modalidades de estudio y requisitos necesarios.