Masaje lomi lomi

Masaje hawaiano lomi lomi

Este masaje tiene su origen en los antiguos sanadores hawaianos, hace ya más de 4.000 años. Fueron ellos quienes utilizaron la filosofía Huna para lograr tratar a la misma vez el cuerpo y la mente, fortaleciéndolos y promoviendo su energía.

En 1803, Archibald Menzies, un médico y artista británico confirmó que algunos de estos indígenas practicaron esta técnica de masaje a él y otros compañeros. El resultado fue que pudieron solventar sus dolores y tratar su enfermedad con un diagnóstico preciso.

¿En qué consiste el masaje lomi lomi?

El principal objetivo es buscar aquellas zonas del cuerpo humano que estén congestionadas, impidiendo así que la energía se disperse de forma natural. Para solventarlo, se utilizan las palmas, antebrazos, pulgares y nudillos mediante unos movimientos controlados y siguiendo un mismo ritmo, al igual que si estuvieran bailando sobre tu cuerpo.

El objetivo del profesional que aplica esta técnica es de crear pequeñas ondas expansivas, haciendo así que el cuerpo pueda relajarse e infundiendo ánimo a la persona que lo recibe. De este modo, se consigue crear una armonía perfecta, mientras se trabajan a la vez todos los músculos, haciendo que los fluidos energéticos puedan llegar hasta todos los puntos del cuerpo.

Para mucha gente, la clave de esta técnica está en que es capaz de actuar en diferentes zonas al mismo tiempo. Está demostrado que el cerebro no está capacitado para concentrarse en más de una zona, así, se consigue que los sentidos se agudicen y puedas relajarte por completo.

Beneficios del masaje lomi lomi

Lo que más llama la atención es que no existen contraindicaciones, esto hace que cualquier paciente pueda recibir este masaje, adaptándose a la perfección a su caso personal.

Uno de sus principales beneficios es su efecto relajante. Actúa directamente en el sistema muscular y nervioso, pudiendo decir adiós al estrés y a diferentes trastornos nerviosos que puedan existir.

Se puede trabajar la respiración en todos sus sentidos a la misma vez que se realiza, haciendo que la sensación de relajación aumente, a la misma vez que se potencia la capacidad respiratoria.

Se mejora el drenaje linfático y sanguíneo. También es capaz de proporcionar al cuerpo una mayor flexibilidad y movilidad articular, esto hace que se puedan evitar distintos tipos de lesiones.

Tipo de titulación de masaje lomi lomi

Para poder ejercer la técnica Lomi Lomi, o el masaje Hawaiano, es necesario haber realizado previamente un curso especializado en terapias alternativas, que expliquen todos los procesos y fundamentos para poder desarrollarlo a la perfección.