Quiromasajista

Quiromasajista profesional

El quiromasajista es el profesional que emplea la quiropraxia o quiropráctica para diagnosticar y tratar problemas del sistema músculoesquelético. Se trabaja especialmente, aunque no exclusivamente, la columna vertebral para solucionar problemas de diferentes áreas corporales…

¿Cómo se puede llegar a ser quiromasajista?

Existen multitud de centros, institutos y escuelas de formación en quiromasaje, y el tipo de formación varía notablemente de unos a otros y entre países.

En muchos casos se trata de escuelas específicas de quiropráctica, pero también se puede estudiar en centros de formación fisioterapéutica. Es posible formarse, por ejemplo, en el Instituto de Terapias Manuales Masser Mass.

La formación más común permite obtener el título de Técnico de Quiromasaje, no obstante, existen desde cursos básicos hasta ciclos formativos de grado superior y grados universitarios, que otorgan diferentes categorías profesionales o certificaciones.

Existen cursos tanto presenciales como a distancia. Sin embargo, para la práctica profesional, además de adquirir los conocimientos teóricos, es necesario recibir formación práctica en la aplicación de técnicas.

En ocasiones la formación práctica se incluye como un añadido al estudio teórico y se desarrolla directamente en centros colaboradores de las escuelas o centros de formación.

La duración de la preparación básica para capacitarse como quiromasajista profesional no está estandarizada, pero por lo general implica una media mínima de 150 horas lectivas.

No obstante, la Organización Mundial de la Salud establece que la formación quiropráctica completa requeriría como mínimo 4200 horas lectivas y 1000 horas de prácticas o formación clínica bajo supervisión. El seguimiento de esta formación completa en algunos países supone la obtención del título de Doctor o Licenciado en Quiropráctica. Estos estudios completos se realizan en universidades europeas o internacionales privadas.

Dentro del Grado de Fisioterapia también se incluyen prácticas de quiropraxia, por lo que encontramos fisioterapeutas que también hacen uso del quiromasaje en sus tratamientos.

¿Qué hace un quiromasajista?

A través de la terapia manual, el quiromasajista trabaja sobre la columna vertebral, articulaciones y tejidos blandos para solventar problemas como el dolor lumbar crónico, dolores menstruales, cólicos o el dolor de cuello.